Oye oye mira esto!!!

Hi, Hola

Hoy os traigo el último ejercicio del curso y el más currado.

Había que realizar un videoclip o un trailer de una película. Nuestra elección fue recrear un videoclip, en este caso, My medicine – the pretty reckless. Es de los mejores vídeos en cuanto a edición y escenografía que hemos realizado. Ahora se puede decir que dominamos los parámetros principales del Premiere y yo, por mi cuenta, he toquiteado más cosillas para aprender nuevas técnicas. No puedo quedarme quieta.

¿Estáis preparados para verlo? Tiene mucho curro detrás eh. Espero que los disfrutéis que cuando termina el vídeo ¡¡hay sorpresa!!

Hasta la próxima.

Premiere 2.0

Hola, vuelvo con otro ejercicio para aprender nuevas técnicas con Adobe Premiere. En este caso fue un trabajo grupal, mucho más tocho que el primero (anterior post). Su título es 4:20. Trata el proceso de un amarillo y las distintas alucinaciones causadas por el efecto del cannabis. Se va notando el avance en esta aplicación y como me voy desenvolviendo mejor. Además cabe destacar que las tomas fueron casi todas grabadas por mí.

Hoy os traigo algo nuevo.

Hola de nuevo, ya entrados en el mundo de Premiere y sus maravillosas ediciones de vídeo. Os presento uno de los primeros vídeo que realicé con él. No tenía mucha idea de como usarlo pero era cuestión de práctica.

Podemos observar que trata una paranoia de la protagonista a raíz del consumo de drogas, pusimos clips de vídeo aleatorios con unos audios graciosos. Con el premiere hicimos coincidir los audios más o menos con la voz y lo que estaba ocurriendo y trabajamos con transiciones de audio y vídeo. Fue un trabajo de tantear el terreno que se estaba acercándose, el vídeo tocho en grupo.

Referentes históricos

Hoy vamos a hablar de un referente histórico en el mundo de la animación y el cine en general.

Emile Cohl

CONTEXTO HISTÓRICO

La carrera de Emile Cohl se desarrolla en París, Francia (uno de los países más influyentes en el desarrollo del cine) a finales del siglo XIX y a principios del XX, al mismo tiempo que las vanguardias. Es por esto que la obra de Cohl pertenece al cine de vanguardia, que es el cine que se sale totalmente de lo convencional en el que caben intereses y prácticas cinematográficas totalmente distintas.

BIOGRAFÍA

Eugène Jean Louis Courtet, más comúnmente conocido como Émile Cohl, nació en París el 4 de enero de 1857. Hasta los 15 años trabajó en diferentes oficios hasta que finalmente decidió que quería dedicarse al dibujo. Quería un estilo de vida bohemio sin importarle tener menos ingresos.

En 1878 trabajó como asistente de André Gill (Famoso caricaturista y autor del periódico “La Lune” que hacía observaciones sobre lo absurdo de los valores burgueses conformistas en general). Fue por esta época también cuando adoptó el seudónimo de Émile Cohl, ya que “Cohl” proviene del francés “colle”, que significa ”lapa”, y Émile se pasaba el día pegado a su mentor, André Gill, como una lapa. Entre 1912 y 1913 se muda a EEUU, donde se dedica a realizar inserciones de humor en los noticiarios y en una serie animada “Los recién casados”.

Cohl continuó el trabajo en Éclair, sobre todo haciendo inserciones noticiarias, hasta que los estudios Éclair fueron ocupados para hacer propaganda de guerra estadounidense y Cohl se pasó el resto de la guerra sirviendo a su país. Cuando la guerra terminó, Cohl renunció a trabajar en Éclair y en 1920 hizo su última película importante Fantoche cherche un logement [«Puppet Looks for an Apartment»].

OBRA

Se inicia en el mundo del cine y después de un tiempo piensa: “Si el movimiento cinematográfico resulta del engaño del ojo, mediante cierto número de imágenes sucesivas, y que el número de estas imágenes es fijo y que la película puede conservar cualquier impresión; debe ser posible reemplazar la fotografía por un dibujo y obtener el mismo resultado físico, pero creando con el lápiz, seres de fantasía”.

Sus películas más destacadas en orden cronológico son: “Fantasmagorie”, “Un frame chez les fantoches”, “Les Allumettes animées” 1908,  “Le binetoscope” primera película con marionetas “Le Tout Petit Faust”, “Le retapeur de cervelles”, “The Hasher’s Delirium”. Su primer dibujo animado en color “Le Peintre néoimpressionniste”, su primer dibujo animado educativo “La Bataille D’Austerlitz” 1910. En cuanto a pixilación “Jobard me peut pas voir les femmes travailler” 1911. El primer dibujo animado inspirado por un cómic “Les Aventures des Pieds Nickelés”, La primera serie de dibujos animados “Le Chien Flambeau” 1917. Última película Fantoche cherche un logement [«Puppet Looks for an Apartment»]  1920.

En el cortometraje “Fantasmagorie” aparece su primer dibujo animado. El título de la película se basa en el “fantasmógrafo”, una variación del proyector conocido como linterna mágica. La animación fue bastante sencilla ofreciendo la ilusión de ser producto de trazos de tiza sobre un pizarrón oscuro (técnica de la tiza).

Los protagonistas de la película son un payaso y un caballero que mutan de forma en el transcurso de la proyección. Al parecer Cohl trabajó cerca de 5 meses en la producción del cortometraje. Fue la pionera de un género cinematográfico que se consolidó en los siguientes años.

En “The Hasher’s Delirium” (1908), Cohl explora el estado de embriaguez de un hombre borracho, usando un plato blanco para mostrar los «delirios» internos de su mente.

Características e innovaciones

Emile tenía su estilo propio que lo destacaba entre los demás. Lo más destacado de su estilo de dibujo son los Fantoches o hombres palo, esto viene de su maestro al que estaba muy unido André Gill, que para ridiculizar a las personas que caricaturizaba los dibujaba con una cabeza enorme sobre un cuerpo ridículamente pequeño y estirado.  Innovó con la creación del primer héroe de la animación, Fantoche. Realizó la primera película de animación de títeres, las primeras películas de animación en color, el primer comercial animado, las primeras películas de animación basadas en tiras cómicas. Utilizó recortes de papel y, a menudo, combinaba imágenes, objetos animados, pixelación y capas con imágenes de la vida real dentro de la misma película. Cohl estaba experimentando y quería descubrir el abanico de posibilidades que le ofrecía la animación para crear cualquier cosa.

Georges Sadoul, importante historiador cinematográfico de principios del siglo XX, reconoció que Cohl “no fue solamente un extraordinario técnico, creando o desarrollando diversos procedimientos, sino también era un gran artista, gracias a la precisión maliciosa de sus dibujos y a su fantasía extravagante. Es el más directo antecesor de la animación moderna”.